Todo tiene su momento

Para todo hay momentos en la vida, no te estreses, no te preocupes, no te desesperes.

El ser humano es impaciente por naturaleza, como los niños que ya quieren ser adultos.

Todo en la vida tiene su tiempo, todo llega cuando debe llegar. Aprende a aceptar esos tiempos y a entender la función que cumplen en tu vida. Aprende a ser paciente y a analizar el panorama general, no solo una fracción. Por sobretodo, aprende a disfrutar cada momento.

Disfruta cada etapa, cada pausa, cada acelere. Goza cada instante con todos tus sentidos. Ríe, llora, Vive. Que todo llegará cuando tenga que llegar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *