SOLO. Reseña sin Spoilers.

Llega el estreno de SOLO: A STAR WARS STORY y, sorprendentemente, las salas de cine la reciben prácticamente vacías. Comparado con otros estrenos de la franquicia, SOLO careció de multitudes y al parecer solo fanáticos más férreos acudimos a la premier. No los culpo, Traviata y yo tampoco teníamos muchos ánimos de ir a verla. Esperábamos lo peor.

Para nuestro agrado y sorpresa, SOLO es una película que funciona, tiene sus altibajos, pero definitivamente se disfruta.

La película nos narra las primeras aventuras de un joven Han Solo, con un inicio espectacular que te muestra una nueva faceta de la vida bajo el yugo del Imperio. Los primeros minutos resultan fascinantes, pero aunque inicia muy alto, poco a poco comienza a descender con una trama que se hace cada vez más floja, hasta que llega el momento en que te preguntas: Que rayos?… por fortuna, retoma el vuelo en los momentos finales. Concretamente, hacia el final de la película hay una escena que te hará gritar de emoción y esperar con ansias las próximas entregas.

La interpretación de los actores Alden Ehrenreich como Han Solo y Donald Glover como Lando Calrissian son muy buenas, superan las expectativas, no así Emilia Clarke, que no termina de convencer con su papel de Qi’Ra. Woody Harrelson como Tobias Beckett fue desaprovechado.

Creo que muchos concordarán con Traviata y conmigo en qué este Spin Off se siente más como una película de Star Wars que el Episodio VIII, y probablemente hasta la prefieran. Definitivamente la recomiendo.

Fan Service: Cumplido.

Que me gustó: El inicio, el final, los personajes de Han, Lando y Chewbacca.

Que no me gustó: El segundo acto, Qi’Ra, Enfys Nest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *